Pasión por la

Economía y los Negocios

 

 

Bajo alero del Fondecyt de iniciación “Rutinización de la TI, efectos de la interacción de los usuarios con la tecnología y el grupo social”. El académico e investigador Alejandro Cataldo ha despertado el interés en el mundo académico de la informática empresarial, al abordar este tema poco documentado, en la interacción que se da en las reacciones de distintos grupos humanos con la intervención de nuevas tecnologías; tecnologías que día a día se fortalecen y se hacen absolutamente necesarias para el desarrollo de todo tipo de empresa y emprendimientos.

 

La investigación busca conectar distintas teorías que explican lo que sucede en los momentos claves en que una nueva tecnología, como un programa computacional, es insertada en una organización y que actualmente representan un cuerpo amplio de conocimiento, pero que está aislado y fragmentado. En la práctica, la comprensión de los factores que estimulan o inhiben el éxito de un proyecto o implementación tecnológica en PyMEs chilenas es útil para sus propietarios y entidades gubernamentales, ya que pueden elaborarse recomendaciones que ayuden a disminuir la alta tasa de fracaso o los retardos de los proyectos tecnológicos, junto al mejoramiento de la políticas públicas referente a este tema.

 

 

Presentación en España

 

Académicos de la Universitat Rovira i Virgili, Universidad Autónoma de Madrid y Universidad Camilo José Cela se manifestaron muy interesados en conocer los resultados de la investigación para analizar las derivadas que en políticas económicas pueden tener los resultados obtenidos, invitando al profesor Cataldo a una instancia de investigación con el fin de mantener diferentes encuentros y actividades de colaboración.

 

El académico de la Facultad de Economía y Negocios, comentó que los españoles estaban muy interesados en saber el método de trabajo seguido en la investigación; porque es una de tipo aplicada, es decir, de campo; “nos relacionamos con los seres humano más que mirar los números”. Continuó señalando que se mostraron muy interesados en replicar esta investigación-acción, y por esto “me invitaron a presentar el estudio y explicar la metodología de trabajo que hemos utilizado, e identificar cómo hemos solucionado el problema de la reticencia o brecha tecnológica”.

 

Aporte a la Comunidad

 

El retraso tecnológico en las empresas pequeñas es otra manifestación de las brechas digitales que aún persisten en el país y la región, que tienden a obstaculizar el éxito de emprendedores y pequeños empresarios.

 

Al respecto el docente de la Escuela de Ing. Informática Empresarial (IIE), especifica que esta investigación se ha desarrollado en restaurantes de la ciudad de Talca, que no han incorporado ningún tipo de tecnología en sus negocios.

 

Una de las intervenciones se realizó en el conocido restorán “Los pollos dorados”, en el cual su dueño Víctor Ruiz señaló que “la llegada del profesor con su investigación ha significado un cambio radical en mi negocio. Antes hacíamos todo a mano y después de implementado el programa nos simplificó el trabajo, nos arregló los inventarios, nos avisa cuando hay que realizar pedido, etc. Al principio teníamos miedo que fuera muy difícil de llevar, pero fue todo lo contrario. Los clientes están muy satisfechos y se dan cuenta de esta gran mejora, ha sido excelente el sistema”.

 

“Creíamos que la implementación de estas tecnologías era muy cara, pero no. Y los beneficios han sido enormes para nuestro negocio. Ya no hay vuelta atrás, hay que aprender de los beneficios de las nuevas tecnologías”, concluyó Ruiz.

 

Sara Valenzuela, Juan Pablo Ramírez y Cintya Campos de IIE, los cuales participan como tesistas en este proyecto, señalan la gran diferencia de la teoría en el aula con la ejecución real de su trabajo, “no es tan solo la informática sino también relaciones humanas” y afirman estar sorprendidos del analfabetismo digital que aún existe en una importante parte del comercio talquino.

 

Aporte a la Comunidad

 

Al finalizar cada caso, los beneficios son inmediatos: “En un caso, una propietaria que estaba en la quiebra, afirmaba que era culpa del robo de productos almacenados por parte de sus empleados. Al segundo día de implementar el software, le demostramos que el problema era otro, el sistema mostró que en días de altas demandas, el 10% de las mesas se iban sin pagar. Sugerimos colocar la caja en la entrada del restaurante para controlar su acceso y permitir que los meseros recibieran las propinas directamente de los clientes. El restaurante no quebró y aún sigue funcionando después de dos años que nos fuimos”. Además el profesor afirma que “en todos los casos medimos algunos indicadores claves de éxito en restaurantes. En un caso nos dimos cuenta que las ventas se incrementaron un 28,3% y los tiempos de entrega de un plato disminuyeron un 32%”. Eso mejora la imagen del restaurante y la satisfacción de los clientes, puntualizó.

 

En la finalización del proyecto, se espera poder publicar un manual que sirva no sólo a restaurantes, sino a cualquier empresa pequeña que decida incorporar una nueva tecnología en sus procesos, demostrando así, cómo las universidades pueden hacer investigación y, al mismo tiempo, ayudar a su comunidad, aseveró el investigador, Alejandro Cataldo.