Pasión por la

Economía y los Negocios

 

Patricia Oyarce Mena

 

 

La inmediatez en los datos, eficacia en la coordinación y un monitoreo continuo, son los principales beneficios de los cuales dispondrá el Programa de Inclusión Universitaria de la Universidad de Talca, que vela por disminuir la brecha de estudios para aquellos estudiantes que presentan algún tipo de discapacidad.

 

Alumnos de quinto año de Ingeniería en Informática Empresarial fueron los gestores de adaptar el sistema computacional, único en su clase, que permitirá una mayor operatividad de los profesionales del Programa, ya que organiza y simplifica todo el trabajo administrativo.

 

José Ignacio Bustos, docente de kinesiología parte del equipo del Programa de Inclusión, señala que el software nace en conversaciones con la escuela de Ingeniería Informática Empresarial (IIE), “donde surge la idea de organizar y hacer una mejor metodología de trabajo de lo que ya estábamos haciendo, facilitando el orden del registro que hacemos con los estudiantes y el acompañamiento. Necesitábamos ayuda en el ordenar datos concretos cuantitativos y poder realizar estadísticas para cuantificar el impacto que tiene el programa de inclusión en la Universidad de Talca”.

 

 

Continua diciendo que esto “nos va a facilitar el trabajo administrativo, ordenándonos la calendarización de las intervenciones que hacemos, a ellos y sus profesores, para que su paso por la Universidad se más en igualdad de condiciones, optimizando nuestro tiempo en la operatividad, disminuyendo lo administrativo que se realizaba manualmente”. Destaca además, que esta es la “primera vez que se genera este vínculo informático con un Programa de Inclusión en alguna universidad chilena”.

 

Jorge Cavieres y Miguel Gómez, son los estudiantes de IIE, gestores de la adaptación del software, “la idea de nosotros fue solucionar a través de este sistema, el trabajo administrativo de los profesionales, le dimos una inmediatez que antes no tenían. Ya que toda esta información estaba repartida en diversos departamentos de la universidad en papeles, porque todo era manual. Ahora podrán saber en tiempo real la situación del alumno y realizar las intervenciones a tiempo, conectando los distinto departamentos, lo que permite una verdadera disminución en la brecha educacional de nuestros compañeros”.

 

Al respecto Mario Seguel, Jefe de Sistemas Legados de la DTI, comenta haber quedado sorprendido por la idea, por la forma y cómo va ayudar, “este es un trabajo colaborativo, dónde estamos adecuando la Universidad para hacer efectiva la política de inclusión y dar a todos los estudiantes la misma oportunidad. Desde nuestro ámbito lo estamos modelando y almacenando de tal forma que tenga comunicación directa con todos nuestros sistemas corporativos, como matrícula, bienestar, gestión curricular y así poder realizar un gestión rápida, en los datos, relacionada con las necesidades de los estudiantes en el ámbito de la inclusión”.

 

Finalmente, la Vicerrectora de Desarrollo Estudiantil, Isabel Hernández destaca el trabajo realizado señalando que “es nuestra obligación como una universidad pública garantizar que todos los estudiantes tengan acceso a la misma formación académica y por esto nos hacemos cargos de la brechas. Esta iniciativa tiene un particular valor, no sólo porque es concordante con el lineamiento que el Programa de Inclusión se ha fijado, sino porque además nace de la propia iniciativa de nuestros estudiantes y esto refleja que los valores institucionales están presentes en nuestros estudiantes, lo que nos enorgullece y como dije anteriormente, le da un particular valor”, puntualizó.